¡Bienvenido/a a Interklinic!

Llámanos: (+34) 952 599 023

Entrevista a Zurab Kobiashvili, fisioterapeuta en Interklinic La Cala

Zurab Kobiashvili es fisioterapeuta profesional en el Centro Médico Interklinic. En su profesión, responsable y vocacional, cuenta con sólidos conocimientos y una amplia trayectoria en diferentes modalidades de tratamientos fisioterápicos, que comienza a recorrer tras acabar sus estudios en Fisioterapia en la Universidad de Jaén. Destaca su interés en terapia manual y técnicas de tratamiento del dolor crónico y cuenta con una gran capacidad de trabajo tanto de forma individual como en equipo.

Además, el Sr. Kobiashvili, trabaja en la rehabilitación de personas con lesiones medulares, daño cerebral adquirido y otras afecciones neurológicas y neurodegenerativa, entre otros aspectos. También realiza distintos talleres informativos, tales como de autocuidados para los cuidadores y Escuela de la Espalda. Como Fisioterapeuta deportivo, Zurab Kobiashvili realiza distintos tratamientos deportivos en Interklinic La Cala y ha trabajado en diferentes maratones y campeonatos deportivos, como voluntario.

En esta entrevista nos hablará acerca de su trabajo en Interklinic, así como de esta modalidad de trabajo, la fisioterapia deportiva.

Para ponernos en situación, la fisioterapia es una disciplina de la salud que trata problemas de movilidad, musculares y articulares. El fisioterapeuta recurre, para ello, a acciones mecánicas como el ejercicio físico y movimientos corporales, o a elementos naturales.

1. Como fisioterapeuta, ¿cuáles son sus funciones dentro del servicio médico “Fisioterapia”en Interklinic?
Básicamente, la función de un fisioterapeuta en un equipo multidisciplinar, como el que tenemos en Interklinic, es llevar a cabo la rehabilitación de los pacientes, tanto de los derivados de otras especialidades, como podría ser traumatología, como pacientes que acuden a la consulta de fisioterapia directamente. Nuestra función y objetivo principal es el restablecimiento la calidad de vida de nuestros pacientes a través de distintos métodos de intervención, ya sean técnicas manuales o ejercicio físico. Además hay que tener en cuenta que los fisioterapeutas intervenimos en todas las áreas de la atención sanitaria: promoción, prevención, protección y recuperación de la salud.

2. ¿Qué tipo de pacientes suele tratar?
Suelen ser pacientes con algún problema del aparato locomotor, ya sea por una lesión o traumatismo, o porque se ha sometido a algún tipo de cirugía y tiene que realizar la rehabilitación. También vienen deportistas, tanto para prevenir las lesiones o para recuperarse después de una lesión. La gran mayoría de los pacientes de la Clínica son personas adultas, aunque a veces también vienen los niños.

3 ¿Y cuáles son las lesiones y patologías más frecuentes?
La patología más frecuente es, sin lugar a dudas, el dolor de espalda, tanto lumbar, como cervical. Lamentablemente en el mundo desarrollado es una de las patologías más frecuentes y más discapacitantes. También tengo muchas consultas por dolores o lesiones en las extremidades, sobre todo el hombro y la rodilla, o las típicas fascitis plantares de los corredores profesionales y personas que practican este deporte de forma habitual.

4. ¿Cuál/es son sus técnicas de trabajo preferidas? ¿Ha habido alguna técnica o “personaje” que haya marcado, en concreto, su estilo como doctor fisioterapeuta?
Utilizo varias técnicas para llevar a acabo la rehabilitación de las personas, como podría ser la terapia manual clásica con manipulaciones y movilizaciones articulares, o técnicas neurodinámicas que actúan directamente sobre los nervios periféricos y el sistema nervioso central, o bien ejercicios terapéuticos específicos para cada tipo de patología, etc. Tengo mis técnicas favoritas, pero, generalmente aplico una u otra en función de la patología del paciente, en función de su necesidad y la fase de recuperación en la que se encuentre en ese momento. En ese sentido, podría decir que mi trabajo ha sido marcado mucho por los trabajos de NOI Group (Instituto Neuro-Ortopédico por sus siglas en inglés), que es un grupo de investigadores internacionales creado en Australia que publica material muy interesante sobre el tratamiento del dolor, la técnicas de terapia manual y su aplicación en paciente con dolor, sobre todo, con dolor crónico. Además utilizan un enfoque bio-psico-social en el tratamiento fisioterápico, donde no sólo prestamos atención a la lesión de los tejidos corporales (bio), si no también tenemos en cuenta los factores psicológicos del paciente (sus miedos, sus creencias al respecto de su lesión) y sociales (su situación personal, laboral que puede estar influenciando sobre su dolor y recuperación).

5. La mayor parte de médicos/as cuentan que en las consultas viven muchas anécdotas, ¿podría contarnos una que le haya ocurrido ejerciendo tu trabajo?
Bueno, la única que se me viene ahora mismo a la cabeza es de una señora muy mayor, que venía a la consulta por dolores en el cuello y los hombros. Y un día me dice, “mira, vengo bastante dolorida, así que hoy trátame como si fuera tu madre”, en ese momento me hizo mucha gracias y obviamente la trate con suficiente delicadeza, como si fuera mi propia madre.

Hoy en día, la figura de fisioterapeuta está muy asociada al deporte.

6. Sr. Zurab, ¿podría explicarnos en qué consiste la fisioterapia deportiva y cuál es su importancia? ¿Cómo ha evolucionado esta disciplina?
Efectivamente, la fisioterapia deportiva ha cambiado mucho en los últimos años, y cada vez es más frecuente que incluso equipos deportivos de categoría inferiores, como podría ser un club de fútbol de tercera división, cuentan con un fisioterapeuta en su plantilla o tienen algún tipo de convenio con un fisioterapeuta que se ocupa de sus jugadores. El fisioterapeuta deportivo no sólo se ocupa de tratar una lesión que ya se ha establecido, sino, también y con mayor importancia, es el encargado de prevenir las lesiones o evitar que ocurran las recaídas. Por lo tanto, la fisioterapia en este sector es importantísima para prevenir, curar y evitar futuras complicaciones y asegurar que los deportistas pierdan menos días de entrenamiento.

7. Desafortunadamente, las lesiones forman parte del día a día de los deportistas, ¿podría hacernos una breve clasificación de éstas?
Según el criterio de clasificaciones que utilicemos, podremos hablar de lesiones agudas o crónicas, o bien podemos hablar de lesiones primarias o secundarias, ya sea por un inadecuado tratamiento o por una reincorporación precoz. También podemos distinguir entre lesiones de la piel, aunque nosotros no las tratemos directamente, pero sí tenemos que tenerlas en cuenta a la hora de aplicar un tratamiento; lesiones músculo-esqueléticas, donde entrarían las lesiones de los músculos y los tendones; las articulares como podrían ser esguinces, luxaciones, bursitis, etc; y por último las lesiones óseas, cuyo mejor ejemplo es una fractura.

¿Cuáles son las que se ven con mayor frecuencia?
En la consulta últimamente he visto muchas fascitis plantares, que es una inflamación de tejido conectivo que recubre la planta del pie, también muchas patologías del tendón en el antebrazo, el famoso codo del tenista o del golfista. La más frecuente yo diría que es la contractura muscular, que es un aumento del tono muscular en un músculo o grupo muscular, que tras un movimiento no se relaja, mantiene la contracción y además se vuelve doloroso.

8. ¿Cuál es la diferencia entre una lesión agua y una crónica?
Generalmente cuando hablamos de agudo y crónico nos referimos a la duración en el tiempo. Una lesión aguda, por ejemplo un esguince de tobillo, es aquella que se acaba de producir o es la primera vez que se produce. Las lesiones crónicas tienen una evolución diferente, se desarrollan lenta y progresivamente en amplio espacio de tiempo. También bien pueden ser lesiones agudas que se repite una y otra vez, o no se han resuelto tras 6 o más meses de tratamiento, o son microtraumatismos por sobreesfuerzo que se repite continuamente durante un largo periodo de tiempo. Aquí cabe destacar, que el tratamiento suele ser muy diferente, en función si es una lesión aguda o crónica.

9. Si nos lesionamos, ¿qué debemos hacer?
Si estamos practicando un deporte y nos acabamos de lesionar o hemos sentido una molestia, por más leve que sea, lo primero que hay que hacer es dejar de realizar el ejercicio que estemos haciendo. Podemos pensar que no es nada, o no percibir la gravedad de la lesión en toda su amplitud, por eso es recomendable ser precavido. Ahora mismo hay una gran controversia respecto si en el momento de la lesión hace falta aplicar el hielo o no, yo soy partidaria de su aplicación. Si, por ejemplo, nos hemos torcido el tobillo, yo aplicaría el hielo inmediatamente. En función de la gravedad de la lesión, siempre es recomendable que nos vea un médico para descartar lesiones de mayor gravedad.

10. Para las lesiones deportivas, ¿cuál es el tratamiento?
El tratamiento de la lesiones deportivas depende del tipo de la lesión, si es una lesiones aguda o crónica, también depende del tipo de deporte y del propio deportista. No es lo mismo el tratamiento de una persona que practica running de forma ocasional en cuyo caso podemos aplicar un tratamiento más lento o menos agresivo, que un deportista de élite que tiene que volver al césped en menos de una semana y no puede esperar.

Volviendo al ejemplo de un esguince de tobillo agudo, en los primeros días del tratamiento actuaríamos sobre el dolor, el edema que acompaña a esta lesión y la restricción de la movilidad. A medida que pasen los días y el dolor y la inflamaciones lo permitan, empezaríamos con técnicas de movilizaciones articulares, con ejercicios activos, etc. Y por último, ya nos centraríamos en la vuelta paulatina a su actividad deportiva habitual y la prevención de las recaídas.

11. Aunque muchas lesiones se dan por accidentes esporádicos, hay varios factores que predisponen a las lesiones musculares, tendinosas y óseas. ¿Cuáles considera que son? En el deporte, el factores que más influye en la lesiones son el sobreuso y el sobreesfuerzo. Suelen ser microtraumatismo de repetición, mínimos, pero que se van sumando hasta que se sobrepasa el límite natural de los tejidos corporales y se produce una lesión. En los deportas jóvenes existen varias publicaciones interesantes que relaciones la temprana especializaciones con una mayor incidencia de lesiones.

12. ¿Cómo podemos prevenir las lesiones deportivas?
Enlazándolo con la pregunta anterior en los jóvenes yo recomendaría, sobre todo a los padres que suelen ser más exigente que los propios hijos, que diversifiquen su actividad deportiva. Que no sólo practiquen un solo tipo de deporte, sino que prueben varios, así evitarán una sobreespecialización y una carga excesiva en determinados grupo musculares, articulaciones, etc.

En la población adulta, como siempre recordamos que el entrenamiento no acaba con el ejercicio. Un entrenamiento completo consiste de un buen precalentamiento, ejercicios generales y específicos de cada disciplina deportiva, unos estiramientos al final y un buen descanso y recuperación después del esfuerzo.

13. ¿De qué manera influye la motivación del paciente para recuperarse de una lesión?
La motivación es muy importante tanto en la rehabilitación del paciente deportista como de cualquier otro paciente. Volviendo al enfoque bio-psico-social, existen muchos estudios que confirman la importancia de las creencias del paciente sobre su propia lesión y su influencia en el proceso de recuperación. Además, la rehabilitación continúa una vez que el paciente termina su sesión con nosotros, y es importantísimo que se implique en el proceso rehabilitador, por ejemplo, realizando los ejercicios que le prescribimos de forma regular o seguir nuestras recomendaciones en casa. A mayor motivación, mayor será la implicación y por ende, mejores serán los resultados del tratamiento. Aunque esto también puede ser un arma de doble filo, porque una excesiva motivación también puede hacer que el paciente exceda de sus propios límites.

14. Muchos deportistas amateurs piensan que el acceso al fisioterapeuta está más reservado para los deportistas de élite, ¿qué les diría al respecto?
Les diría, que la fisioterapia está al alcance de todos y que no hace falta ser un profesional del deporte para acudir a un fisioterapeuta. Les recomendaría que si tienen alguna molestia no esperen hasta el último momento, a veces con una consulta de fisioterapia a tiempo se puede prevenir una mayor complicación en el futuro. Como dice el refrán, más vale prevenir que curar, y en el mundo deportivo con más razón todavía.

15. Vemos corredores que tienen como imprescindibles los estiramientos, pero también otros que no los tienen en cuenta, ¿cuál es su opinión?
Al respecto de los estiramientos, existe mucha controversia ahora mismo, si estirar antes del entrenamiento o después, etc. Mi recomendación es realizar una sesión leve de estiramientos generales después del ejercicio y al día siguiente, por ejemplo, hacer un sesión más concisa de estiramientos de aquellos grupos musculares que hemos trabajado el día de antes. Si estiramos inmediatamente después del ejercicio, con el músculo caliente, obviamente conseguiremos un mayor alargamiento, pero probablemente al día siguiente la longitud del músculo sea la misma. Pero si lo hacemos al día siguiente, ya en frío, probablemente consigamos mejor alargamiento de fibras y efectos más duraderos en el tiempo. De todas formas aquí también diría que cada uno tiene que encontrar su propia formula, lo que le sienta mejor a su cuerpo. Yo, personalmente, encuentro que me sienta mejor estirar al día siguiente que inmediatamente después del ejercicio. Habrá otras personas que sientan que hacerlo inmediatamente tras acabar el ejercicio le sienta mejor. La composición de nuestros tejidos musculares está muchas veces determinada por la genética y por tanto cada uno tiene que encontrar su propia técnica. Pero de forma general diría que estirar es imprescindible, el momento y la forma de hacerlo ya es una cuestión personal de cada individuo.

16. Para terminar, ¿tiene algún consejo para los futuros fisioterapeutas para que puedan lograr su objetivo y trabajar en este sector, independientemente de la rama de especialización?
Les recomendaría lo mismo que me recomendaron cuando estaba acabando la carrera. Que si tienen oportunidad, que pasen por todas las especializaciones, que las prueben todas antes de encasillarse en una especialidad concreta. Esto desafortunadamente no siempre es posible, pero las prácticas universitarias y las rotaciones que realizamos con un poquito de suerte nos dan la oportunidad de pasar por varias especialidades. El abanico de posibilidades es muy amplio y aunque durante los cuatro años de carrera nos atraiga una especialidad concreta, yo no descartaría ninguna, probarlas todas y luego decidir, cuál es la que nos gusta más.

Otro consejo es que no se olviden que no sólo tratamos las lesiones, sino tratamos a personas. Que la empatía con el paciente es imprescindible para conseguir los objetivos marcados. Si conseguimos conectar con el paciente, ya tenemos una gran parte del trabajo hecho, la otra parte, que depende nuestra destreza como profesionales, se consigue con la experiencia. Acabamos la carrera pensando que sabemos de todo y con los primeros tratamientos nos damos cuenta de lo mucho que nos falta por aprender. Con los años vamos adquiriendo los conocimientos y más confianza profesional en nosotros mismos, por eso nunca tenemos que dejar de aprender, de mejorar nuestros conocimientos y conformarnos.